lunes, 8 de octubre de 2012

CIENCiA presentó una Visión Integradora de la Soberanía Científica y Tecnológica Nacional en el marco del 1er Congreso de Ciencia, Tecnología e Innovación (23 al 26 de septiembre)

por Francis Machuca y Ma. Gabriela Chalbaud

El pasado 23 de septiembre el licenciado Jorge Arreaza, ministro del Poder Popular para la Ciencia, Tecnología e Innovación, inauguró el 1er. Congreso Venezolano de Ciencia, Tecnología e Innovación de Venezuela en el Hotel Alba Caracas, el cual estuvo abierto al público hasta el miércoles 26 de septiembre, en un horario comprendido entre las 10 de la mañana y las 6 de la tarde. El ministro señaló que los venezolanos y venezolanas podrían conocer las investigaciones científicas que actualmente son desarrolladas en el país y que son parte de “la necesidad de independizarnos tecnológicamente”. 

La conferencia de apertura estuvo a cargo del viceministro de Formación para la Ciencia y el Trabajo, doctor José Luis Berroterán, con su ponencia “La ciencia, tecnología e innovación en tiempos de cambio”. 

El evento contó con una feria expositiva en donde participaron 2 mil 17 ponentes, 218 de ellos estudiantes, 156 innovadores, un mil 733 investigadores y expusieron 2 mil 450 trabajos y más 60 especialistas de todo el país, con el objeto de promover los logros e investigaciones científicas desarrolladas en Venezuela. 

El Centro de Investigación Estratégico Nacional en Ciencias y Artes Militares (CIENCiA) inició la jornada con el Simposio "Soberanía científica o tecnológica o nada!", bajo la coordinación de su director, el contralmirante Roberto Betancourt, PhD, quien presentó el simposio y la dinámica de éste con su conferencia “¡Soberanía o Nada!: Marchando la Senda para la Independencia Nacional”, ilustrando la importancia del reconocimiento de los actores en el impulso al desarrollo por parte de la ciencia y la tecnología, especialmente: la universidad, la industria, el gobierno y el pueblo organizado. Además indicó que la realidad del “pueblo hablándole a la ciencia” sólo puede ser abordada con métodos y cursos de acción diferentes a los aplicados hasta ahora. Una vez concluida su intervención  se presentaron los ponentes con sus perspectivas de la participación de estos actores. 

La visión de la industria: “Industria y Estrategia para la Independencia Nacional”, fue presentada por el Lic. Humberto Montiel (Centro de Investigación de Tecnología y Servicios, CITS, C.A.), quien abordó la importancia de la modernización de las empresas públicas como estrategia fundamental para lograr la soberanía definitiva de la Nación. Señaló que para esta modernización propone el fortalecimiento de las capacidades nacionales utilizando como herramienta gerencial las 3R “Revisión, Rectificación y Reimpulso” para optimizar las empresas públicas; propiciando así la articulación local, regional y nacional a través del reconocimiento de los procesos aguas abajo y utilizando la ciencia y la tecnología como palanca para impulsar estos proyectos poniendo en el centro de esta ecuación la atención de los ciudadanos.

La visión de la universidad: “Las Ciencias Básicas y el Rol de la Universidad en el Desarrollo del Corto y Largo Plazo” por el Dr. Prudencio Chacón (Rector de la Universidad Bolivariana de Venezuela), quien indicó la importancia de la formación de investigadores en las universidades que estén vinculados con los objetivos permanentes y actuales del Estado; de esta manera orientar a sus investigaciones en las áreas apropiadas de las ciencias hacia las necesidades reales del país. De este modo el Dr. Chacón propone la refundación de la actividad científica donde se coloque a la investigación, el conocimiento y la producción como bienes públicos del estado venezolano. 

La perspectiva de la soberanía desde el Gobierno Nacional: “Aplicación de la Ciencia y la Tecnología en los Espacios Productivos” por Dr. Guy Vernáez (Viceministro para Planificación y Aplicaciones de la Ciencia y la Tecnología), vinculó a la soberanía con el logro de la autonomía en los distintos procesos nacionales; esto podría lograrse si se toman en cuenta las posibilidades materiales y se diseña un modelo de producción de riqueza que sea sustentable y sostenible. En este sentido recomendó hacer esfuerzos por incorporar a los investigadores nacionales a esta realidad y vincular a los talentos criollos formados y en formación de las áreas científicas, tecnológicas y de innovación para que se involucren con este gran objetivo nacional. 

Y por último, con una visión socialista bolivariana y del pueblo organizado: “La Ciencia ha Muerto: ¡Vivan las Humanidades!” estuvo a cargo del Dr. Roberto Hernández-Montoya (Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos, CELARG), donde destacó la importancia del momento histórico que protagoniza América Latina en el que es preciso que sus gobernantes y sus procesos gubernamentales se reconcilien con el ser humano. El ponente señaló que se debe entender la ciencia contemporánea sin olvidar tomar en cuenta las consecuencias que traerá su aplicación en la vida diaria de cada persona. Así mismo, enfatizó la relevancia del momento político que vive Venezuela actualmente y la conciencia que debe tener cada ciudadano en el compromiso y el desafía que tiene por delante, vinculando ética y estética. 

El simposio culminó con una ronda de preguntas hechas por el público presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario