lunes, 26 de noviembre de 2012

¿Temor y resistencia al cambio? Un nuevo reto para los venezolanos

por  Ing. Karol Garrido    

Muchas veces los seres humanos somos seres de costumbres, tradiciones y habitualidad con las actividades intrínsecas de nuestra vida diaria, siempre se sigue un patrón de conducta heredado o adoptado por la presión social, familiar, tecnológica o simplemente propia. Nos habituamos a cosas como comer en la cama cuando en realidad el deber ser es hacerlo en la mesa, o de ver como los estudiantes se preparan minutos antes de una evaluación por pensar que haciéndolo de esa manera los conocimientos estarán frescos para dar respuesta a las interrogantes planteadas en dicha evaluación, cuando lo correcto sería hacerlo días previos para afianzar esos conocimientos y puedan permanecer para su posterior uso; es evidente que la costumbre y habitualidad están presentes en todos los ámbitos de nuestras vidas. 

En este mismo orden se encuentra la habitualidad tecnológica que no es más que adoptar la costumbre de hacer uso de un tipo de tecnología especifica a la cual nos adaptamos con facilidad, ya sea por la practicidad que brinda la herramienta, lo agradable que resulta la interfaz grafica ante nuestros ojos o simplemente por el hecho de negarse o temer a cultivar nuevos conocimientos. Tal es el caso de la migración al software libre decretado por el presidente de la Republica Hugo Rafael Chávez Frías en el año 2004, el cual reza en su artículo 1: 

“La Administración Pública Nacional empleará prioritariamente Software Libre desarrollado con Estándares Abiertos, en sus sistemas, proyectos y servicios informáticos. A tales fines, todos los órganos y entes de la Administración Pública Nacional iniciarán los procesos de migración gradual y progresiva de éstos hacia el Software Libre desarrollado con Estándares Abiertos.” 
El temor y la resistencia son dos caras de una misma moneda. Sentires que se manifestarán con mayor o menor intensidad según sea la personalidad del sujeto y según sea su percepción de lo complejo del cambio. Que se expresará de distintas maneras: no tengo tiempo, me va a costar lograr el mismo nivel de habilidades que ya poseo, me da pereza, quién sabe si podré hacer bien mi trabajo de todos los días, entre otros. 

Esta conducta viene dada por dos parámetros claramente definidos: 

La información hace referencia al conocimiento o desconocimiento que se tiene de esa herramienta en este caso del “SOFTWARE LIBRE”, las ventajas tecnológicas que posee, la potencialidad de la herramienta, la practicidad entre otras cosas. 

La motivación son los estímulos que nos mueven para realizar determinadas acciones y persistir en ellas hasta su culminación, es decir, es la voluntad para hacer un esfuerzo, por alcanzar las metas de la organización, condicionado por la capacidad del esfuerzo para satisfacer alguna necesidad personal. 

Lo experimentado sobre el software libre nos dejará saber si hay razones lo suficientemente valiosas para realizar el esfuerzo de sustituir nuestro software, esta valoración es del todo personal y particular de cada uno de nosotros. 

La migración al software libre es similar, es preciso encontrar una, varias o muchas razones que nos impulsen a recorrer el puente que conduce del software propietario al software libre. Existen dos tipos de motivaciones, en primer lugar se encuentra la motivación personal las cuales darían respuesta a una pregunta básica como: 

“¿En que es útil este cambio para mí?” 

Y por otra parte se encuentran las motivaciones altruistas, sociales o comunitarias, aquéllas que responderían a la pregunta: 

“¿Es útil esta cambio para alguien más?” 

Dando respuesta a las motivaciones personales se mencionan algunas de las ventajas y potencialidades del software libre según Richard M. Stallman en el año 2011(desarrollador del software libre): 

 Costo de licenciamiento (gratuito), lo que posibilita adquirir íntegramente los programas que precisamos. 

 Disponibilidad de aplicaciones para todo tipo de necesidades informáticas. Existen más probabilidades de que nos se encontremos ante la dualidad de tener que elegir una entre varias excelentes aplicaciones para el uso específico según sea nuestro interés, que el de no encontrar ninguna. 

 Robustez, confiabilidad y seguridad (no más “pantallas azules”). Los programadores de software libre en un tiempo mayoritariamente dedicados al desarrollo de productos destinados a entornos corporativos privilegiaron siempre la robustez y la seguridad, atributos que han seguido siendo prioritarios al abordar los programas destinados a equipos familiares o de pequeña oficina. 


 Permanencia del soporte técnico, el soporte que a través de internet prestan foros y listas de correo. 


 Adecuación a las necesidades del usuario, es decir, en su equipo se instalarán sólo los programas que usted necesite utilizar, no los que le imponga un fabricante. 

Este tipo de motivaciones son las que surgen al probar el software libre en cuanto a instrumentos para nuestros equipos informáticos, idóneas para satisfacer nuestras necesidades. 

En cuanto a las motivaciones altruistas, sociales o comunitarias que dan respuesta a la pregunta antes planteada en que la adopción del software libre proyecta sus efectos benéficos sobre la sociedad se pueden mencionar: 

 Legalización de las instituciones educativas utilizando software legal. 

 Reducción de costos de licencias de software. 

 Disponibilidad de aplicaciones de investigación y educativas gratuitas. 

 Acceso a documentación, código fuente y material de estudio en línea. 

 Disponibilidad del software en múltiples idiomas. 

 Creación de nuevas mentes con un nuevo concepto de información. 

 Acceso a una comunidad receptiva que apoya la cooperación y la libertad. 

 Seguridad nacional: no dependencia de una licencia que puede expirar impidiendo el acceso a documentos y programas creados por y en las dependencias públicas. 

 Erradicación del código fuente oculto, apto para la introducción de virus, programas espías y “puertas traseras” en redes que contienen información sensible sobre operaciones críticas del Estado. 

 Creación de portales educativos y de servicios al ciudadano, financiados por el Estado e implementados a bajo costo utilizando tecnologías de software libre. 

 Creación de puestos de trabajo para técnicos, administradores y programadores experimentados. 

El software libre es una herramienta altamente confiable y por ende no debemos temer o reusarnos a migrar al mismo, a la par de ello estaremos dando cumplimiento al decreto presidencial antes referido y podremos cubrir nuestras necesidades como usuarios. Es importante evaluar y entender claramente las bondades que ofrece este software así como el hecho de comenzar a migrar esa lluvia de información que en su momento nos hato como usuarios al software propietario, no es menos importante destacar que los jóvenes y niños que hoy comienzan a dar sus primeros pasos por esta herramienta son los que en un futuro no muy lejano nos representaran ante el mundo y ya inmersos en esta nueva tecnología podrán dar un giro al mundo informático y la justicia social educativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario