martes, 15 de marzo de 2016

El Agua como Elemento Primordial de Toda Realidad y su Dominio

por TF. Franklin Medina

En toda cultura y a lo largo de la humanidad el agua ha representado un elemento común en el desarrollo de toda civilización y un punto de encuentro entre la agrupación y formación de comunidades, el desarrollo y manutención del poder de algunas naciones.


En la cosmogonía mesopotámica, el mundo provenía del caos y el agua, se identificaba a la diosa de la naturaleza como la  diosa del Agua y la llamaban Ishtar, estas primeras civilizaciones “hidráulicas” como las llamaban algunos historiadores debido a su propiedad y dominio de gestión del agua, innovaron  y desarrollaron sistemas de irrigación lo que permitió obtener tierras fértiles y que se extendiera la agricultura. Por otra parte en Mesoamérica que tuvo como principal base material la agricultura, consideraban desde el pasado más remoto el valor del agua, creando a través de ella una visión más profunda de la vida. En Teotihucán llamaban al dios de la lluvia y el trueno Tláloc, que se corresponde con la denotación del dios Chak o Chaac para los Mayas, esta herencia se manifestará posteriormente con los mexicas quienes por medio del agua establecerán una concepción mítica fundacional del agua, que se transforma en un significado simbólico que explicará el origen de la vida.  En la América precolombina los pueblos Mayas, Aztecas e Incas no se limitaban a usar el agua desde el punto de vista ceremonial, sino para el desarrollo y prosperidad económica y social, desarrollando técnicas de almacenaje,  transmisión, reserva y distribución de agua aprovechando los ríos, lagos, lluvias, y montañas para la creación de canales, represas y pozos que beneficiarán  el uso agrícola, domestico y religioso.

En la antigua Grecia el agua representó un importante papel para el desarrollo de las ciencias y filosofía como por ejemplo Tales de Mileto  quien afirmó  que el agua es el principio, causa y sustancia primitiva de todas las cosas y para ello se basó en el planteamiento de hipótesis e introdujo silogismos lógicos desde la observación, siendo iniciador de la investigación sobre la naturaleza y el primer pensador que concibió aunque en un estado de crisálida como afirma Nietzsche, la idea de que “todo es uno” y por esta razón no sólo es el primer científico sino también el primer filósofo. Entonces al principio no fue el caos como decía Hesíodo, ni el Logos como dice el cuarto evangelista, ni la acción como dice Goethe. Al principio fue el agua y comenzó con la figura de Tales de Mileto.        

Los seres humanos a lo largo de la historia hemos construido una noción de la naturaleza  a partir de ciertas determinaciones políticas, sociales, económicas culturales, siendo el agua un elemento primordial de toda la vida del planeta ya que comprende la estructura y funcionalidad de las células como unidad principal de la vida y hoy en día el agua también representa un recurso de poder dominante y arma de guerra.

El suministro de agua se ha convertido en una herramienta táctica entre las partes beligerantes para hacer presión de un lado, durante la campaña bélica del Golfo en 1991, Irak destruyó muchas plantas de desalinización de Kuwait y la coalición aliada dirigió sus ataques contra el abastecimiento de agua en Bagdad. Recientemente en el 2015 el Comité Internacional de la Cruz Roja, en una de sus publicaciones señala la siguiente noticia   Siria: el agua se usa como arma de guerra, donde muestran como el agua en manos de los beligerantes se transforma frecuentemente en una herramienta de guerra afectando principalmente a los civiles que son los que más sufren en la zona. A lo largo de la historia se pueden apreciar muchos ejemplos de estas formas de ataque entre guerreristas de distintas naciones, donde se contaminan ríos, lagos, se bombardean nubes para causar situaciones específica que le den peso a la balanza sin importar las consecuencias incontrolables de los factores climáticos que estos puedan ocasionar, sin embargo esto es visto desde un punto de vista táctico, ahora desde un nivel estratégico  el agua ha sido y sigue siendo un factor de dominación de cuarta generación inserta en las planeaciones económicas de un no tan grande grupo de empresas. Un hecho relevante que no se puede pasar por alto fueron las manifestaciones realizadas en Cochabamba Bolivia en el año 2000 cuando la quinta empresa privada más grande del mundo Bechtel, privatizó el agua hasta de las lluvias y no solo eso, sino que triplicó las tarifas que trajo como consecuencia que la poblada estallara y sacara la empresa de ese país donde posteriormente a la empresa estadounidense le fueran asignadas las aguas de Irak un pueblo que a pesar de haber sido devastado ahora le quitan las aguas del Tigris y Éufrates dos ríos de una gran importancia para la zona.

Cada día grandes multinacionales montan su andamiaje legal desde un pequeño municipio o sector hasta grandes ciudades y países en el negocio de la privatización y apoderamiento del agua, empresas como la Coca-Cola, Pepsi-cola, Nestlé, Monsanto, entre otras ya sean procesadoras de alimentos o embotelladoras siguen ganando terreno en el dominio y uso de este recurso.  La Organización de Naciones Unidas (ONU) en el 2015 publica un preocupante informe en el que concluye que de no cambiar nuestros hábitos de consumo de agua, habrá una grave escasez de agua para el 2030, asegura que de no tomarse las medidas necesarias en los próximos 15 años sólo habrá el 60% de agua necesaria para el consumo en todo el mundo. En nuestro país a pesar de ocupar el décimo primer puesto a nivel mundial en producción de agua dulce según el Sistema de  Información Global en Agua y Agricultura como lo afirma la FAO, donde Venezuela posee una producción anual de 1233 kilómetros cúbicos de agua por año sin embargo,  nos enfrentamos a intensos períodos de racionamiento que comprometen el abastecimiento del vital liquido, además de los “fenómenos naturales” que en estos últimos tres años han producido gran sequia y escasez en la producción de alimentos en el país. Así mismo es vital emprender una campaña que busque el aprovechamiento óptimo de este recurso como medida preventiva y como eje transversal para el desarrollo de nuevas tecnologías que sirvan de ejemplo dinamizador de una cultura consciente del papel humano más allá de una visión transhumanista y esta nueva colonización de la consciencia.

 Lágrimas del Cielo

Ojo celeste suelta tus lágrimas
Que  el alma de los hombres
reflejan las nubes en los lagos.

Lágrimas que forman
charcas transparentes,
en cuyo fondo reposa
la oscuridad de la sed insaciable,
donde brota la ambición de los hombres.

Sed dominante que contagias
de poder al hombre;
sed que se alimenta de las guerras;
sed que secas las esperanzas de vida,
no contamines los ríos de sangre, ni evapores
el océano del corazón;
no ensucies con ideas
de guerra el mar del corazón.

Ignorancia que se siembra
en los jardines de papeles verdes,
donde las hojas de los árboles
nos observan como
jugadores desde  la banca,
y al llegar el otoño
las hojas se amontonan
para privatizar a la diosa blanca.

Diosa que cae del cielo como
una gota de esperanza
oh lágrima bendita purifica
al hombre de ese temor,
bautízanos con tu cristalina sustancia
hasta saciar la sed de oscuridad.


Referencias Bibliográficas

E. CECCON. Agua-gotas de Mitología, Historia y Poder 2012. [Fecha de consulta: 07 de marzo de 2016].Disponible en línea:http://scifunam.fisica.unam.mx/mir/el/agua_%20mitologia.htm>

J. SOLANA El Agua como el Primer Principio: Las Razones de Tales de Mileto. Revista Filosófica CONVIVIUM. En línea (2009). Número 22.   [Fecha de consulta: 11 de marzo de 2016]. Disponible en línea:  <http://www.raco.cat/index.php/Convivium/issue/view/10642>

T. VEGA. El Simbolismo del Agua Cultura Mexica. Correo del Maestro 2006. Número 116. [Fecha de consulta: 14 de marzo de 2016]. Disponible en línea: <http://www.correodelmaestro.com/pruebas/anteriores/2006/enero/2anteaula116.htm>

No hay comentarios:

Publicar un comentario